Cursos profesores de español
Blog profesores de español

Experiencias aprendiendo segundas lenguas

Me gustaría dedicar esta última reflexión a la capacidad humana en la adquisición de las lenguas.

Habiendo nacido en el País Vasco, mi educación ha sido bilingüe, y siempre pensé que mis capacidades lingüísticas en ambos idiomas eran escasas, teniendo en cuenta que el euskera era una lengua que utilizaba únicamente en el colegio. Lo que aprendía en euskera no era capaz de producirlo en castellano, y viceversa. El lío se hizo tremendo ya cuando el inglés se incluyó en mi agenda escolar y extraescolar una vez cumplidos los nueve años.
Lo que siempre me pareció una dificultad añadida, con el tiempo se ha revelado a mi favor.
Una vez alcanzada la mayoría de edad, me enfrenté a distintas realidades en las que el euskera se convirtió en una herramienta de comunicación real que por fin echaba a volar fuera de las aulas en las que estaba recluido. En la Universidad donde estudiaba Traducción en Interpretación, fui consciente de que usar una lengua únicamente en un ambiente determinado conlleva un vago desarrollo de todo lo que la misma pueda implicar. Hablar enriquece la lengua y a las personas que las hablan.

Más de lo mismo me ocurrió con el inglés, pues no fue hasta que me encontré en Reino Unido cuando pude aplicar todo lo aprendido y descubrir que no servía de nada si no sabía pronunciar y entonar como lo hacían ellos. De esta manera, para poder abrir una cuenta en el banco, me encontré con la cara seria de la administrativa que no me entendía (o no me quería entender). Creo recordar repetirle " I'd like to open a bank account" de mil maneras distintas hasta que por fin entendió. Me impactó mucho cuando fui consciente de que me costaba una barbaridad hacerme entender a pesar de que mi nivel era bastante alto. Han pasado años y ahora me encuentro mucho más cómoda. Creo que fue muy importante relacionarme siempre en inglés, hasta el punto de pensar y soñar en el mismo idioma.

Mi carrera continuó con el ruso. Es un idioma que no tiene nada que ver con el resto y además su alfabeto es cirílico. A pesar de su complejidad, me bastaron dos veranos en Rusia para mejorarlo e integrarlo como otra herramienta comunicativa más. Esto se debió al curso de ruso al que acudía allí y que ahora comprendo que se regía por el método comunicativo; así como a las relaciones de amistad que tuve la suerte de poder cultivar y que todavía conservo. Integrar el ruso en mi vida personal y crear relaciones reales hace que aunque lleve años sin viajar al país pueda comunicarme sin mayor esfuerzo e incluso pensar y escribir cartas y pensamientos en ruso.
Cuando vives en un idioma, el tiempo hace que vayas mejorando, si además las clases de apoyo que recibes son apropiadas y se rigen por el método comunicativo, los pasitos que des se pueden convertir en zancadas.

Debido a mi experiencia personal con los idiomas, creo que el método comunicativo es el más sensato a la hora de la enseñanza de cualquier idioma. Es más sencillo asimilar un lenguaje como herramienta comunicativa si su uso está justificado.

Actualmente no me dedico a dar clases pero he realizado este curso para tener una alternativa laboral en caso de querer viajar y asentarme en cualquier otro país. No descarto dedicarme a ello en un futuro. La verdad es que las didácticas sugeridas me han sorprendido y me agradan los rumbos que puede llegar a tomar una clase mientras se aprende un idioma. Ser capaz de dar forma a las clases para la enseñanza del español ha sido un reto que espero pueda mejorar con el tiempo.



Experiencias profesores español

(0) Comentarios

    Comentar